Cómo cuidarte durante el embarazo

El embarazo es una de las épocas más felices para las mamás. Están más guapas, más alegres y poco a poco sienten cómo crece esa conexión con su futuro bebé. Es cierto que no todas las mujeres tienen un embarazo de infarto. Muchas padecen vómitos, mareos y un extremo cansancio durante las primeras semanas y las últimas.

Sin embargo hay una serie de trucos muy recomendables para que la futura mamá viva una experiencia positiva e inolvidable. Desde Cojines lactancia queremos ofrecerte algunos consejos para que sepas cómo cuidarte durante el embarazo. Vamos a ello.

Cuida de tu alimentación y bebe mucha agua

Para estar feliz por fuera es importante encontrarse bien por dentro. Y un método infalible de conseguirlo es cuidar la alimentación. Antes se creía erróneamente que la futura mamá tenía que comer por dos. Hoy se sabe que no es así, pero sí que es cierto que la ingesta de calorías ha de ir aumentando conforme avanza el embarazo. Lo ideal es que la madre coja entre 9 y 12 kilos de peso. Nunca más. De modo contrario podría padecer diabetes gestacional o afectar a su futuro bebé.

Por norma general se aconseja a las futuras mamás que coman de manera sana y equilibrada. Es importante:

  • Tomar muchas frutas y verduras. En general alimento ricos en vitaminas, hierro, calcio, yodo y baja cantidad de grasa. Es importante que los alimentos estén bien lavados para evitar el riesgo de toxoplasmosis o de ingerir restos de insecticidas. Lo mejor es lavar correctamente las piezas en agua con unas gotas de lejía alimentaria.
  • Las legumbres, la carne y el pescado no pueden faltar en tu dieta. Tampoco los lácteos, tan importantes para aumentar tu cantidad de calcio.
  • Y por supuesto… el agua. Una correcta hidratación es imprescindible para pasar un buen embarazo. Lo más adecuado es que tomes agua, zumos naturales (no de bote para evitar la sobrecarga de azúcar), leche o infusiones. Durante estos nueve meses es mejor que olvides todo lo que puedas el café y el alcohol. No son buenos para ti ni lo serán para tu pequeño.
  • Evita los alimentos crudos y el consumo de especias. Si eres una fanática del sushi o del jamón serrano puede que pases nueve meses un poco complicados. Durante este periodo es aconsejable eliminar de la dieta los alimentos crudos o poco cocinados. De esta manera no correrás el riesgo de padecer listeriosis. Olvídate de los quesos que no estén pasteurizados, de la carne o el pescado crudo, del paté y de las especias como el perejil o el orégano.

Continúa tomando complementos vitamínicos

Siempre que una pareja toma la decisión de tener un hijo lo normal es que la futura madre comience a tomar complejos vitamínicos. Hoy en día el ácido fólico es inamovible para evitar ciertos defectos en el feto. Tu médico sabrá recomendarte cuáles son los complementos que debes de añadir a tu dieta. Algunos ginecólogos incluyen la vitamina D3, el yodo, el hierro o un suplemento de calcio antes y durante el embarazo. Así evitarás problemas para tu pequeño, como la espina bífida o la falta de peso, y problemas para tu salud. Como por ejemplo la aparición de anemia o de la preclamsia.

No olvides hacer ejercicio

Si quieres cuidarte durante el embarazo es importante que sigas practicando ejercicio. Y si no lo hacías de forma asidua, ¡es el momento de comenzar a practicarlo! El ejercicio es indispensable para que te mantengas sana, en un peso adecuado y te encuentres mucho más feliz y con el cuerpo menos pesado.

Por ejemplo la natación, caminar, el Yoga o el Pilates pueden ser geniales para ti. Eso sí, habrá ciertas posturas en estos últimos casos que no podrás realizar. Pero no te preocupes. Hoy en día existen clases específicas para embarazadas. Si no asistes a una de estas es suficiente con que avises al profesor de que estás en estado. Muchas mujeres recomiendan la danza del vientre durante el embarazo para tener un parto mucho más sencillo.

Descansar bien es muy importante para cuidarte durante el embarazo

Descansar correctamente es importantísimo durante el embarazo. No lo tomes a broma. Dormir adecuadamente y tanto como podamos y nos pida el cuerpo, es lo mejor que podemos hacer. Agradecerás mucho todas las horas de sueño que puedas acumular durante esta etapa pues los primeros meses de vida de tu retoño van a ser un auténtico caos.

Es normal que durante los primeros meses de embarazo nos sintamos un poco más cansadas y con más sueño. De hecho este es uno de los primeros síntomas que puedes notar. Recuerda que el ejercicio moderado es estupendo para que descanses mucho mejor.

Si quieres que tu postura sea perfecta conforme te crezca la barriguita, hazte con un buen cojín de lactancia. Te servirá muchísimo durante estos meses para apoyar la barriga y te vendrá de perlas cuando nazca tu bebé.

Mima tu cuerpo… y tu mente

Mantener una actitud positiva y feliz durante este periodo es muy importante para pasar un embarazo perfecto. El estrés del trabajo puede ser un grave problema si no eres capaz de controlarlo. Intenta medir todo lo que pasa a tu alrededor y restarle importancia. Si necesitas la ayuda de un coach o de un psicólogo para poder recuperar la calma, adelante.

La meditación también puede ser estupenda para que tu mente esté relajada y tú seas feliz. Intenta hacer ejercicios de relajación en casa y dedicar todo el tiempo que puedas a tus actividades favoritas. Ya sea pasear, hacer puzles, ir al campo, pintar, leer… Estos meses pueden ser estupendos para que aprendas a discernir entre lo que verdaderamente importa y lo que no.

Cuida tu piel

Durante el embarazo tu cuerpo sufrirá cambios verdaderamente increíbles. Tus pechos se harán más voluminosos y tu tripita irá ensanchando poco a poco. A muchas mujeres, por desgracia, se les hinchan algo las piernas por culpa de la retención de líquidos.

En general durante este periodo nuestra piel se pondrá a prueba constantemente. Y si queremos que mantenga su lozanía y la capacidad de volver a su ser una vez hayas dado a luz, es importante hidratarla con mimo a diario. Las cremas anti estrías se convertirán también para ti en tus mejores compañeras. Y deberás de ser fiel a ellas para que luego el cuerpo no se te llene de estas antiestéticas marcas.

Además, ten en cuenta que durante el embarazo y debido a los cambios hormonales, es mucho más fácil quemarse al sol y que tu piel se llene de manchas. Esto se debe a que puedes sufrir hiperpigmentación. Por este motivo, échate protector solar siempre que vayas a salir a la calle. De esta manera evitarás la aparición de antiestéticas manchas y no parecerás un cangrejo.

Habla con tu retoño

No hay nada más bonito que hablar a tu pequeño mientras está dentro de tu tripa. Cuéntale lo que has hecho a lo largo del día, las ganas que tienes de verle o simplemente ponle música o léele un cuento. Hoy en día existen muchos estudios que demuestran que el feto puede sentir los ruidos y producir emociones asociadas a ellos. El ruido blanco parece pirrarles y hacer que su cerebro se active. Aunque no creas mucho en estas teorías, para ti será realmente bonito y ayudará a aumentar tu vínculo con tu pequeño.

Tu pareja también puede disfrutar de este contacto prenatal y divertirse con tu barriga. No solo importa escuchar al pequeño, sino también trasmitirle tu amor.

Abrir chat
Hola, soy Jose...
¿En qué puedo ayudarte?
NUESTRO HORARIO DE ATENCIÓN ES: 8h a 19h
🚚 recuerda que los envíos son gratis 😉