¿Cuándo empiezan a hablar los niños?

Sin duda uno de los momentos más bonitos en el desarrollo de nuestros hijos es aquel en el que comienzan a hablar. A los papás les encanta escuchar a sus retoños cuando comienzan a emitir un montón de sonidos y gorjeos. La película de Monstruos S.A. nos enseñaba a una chiquitina que parecía estar inmersa en su propio mundo y con su propio vocabulario.

Si sois papás primerizos es probable que tengáis ciertas dudas sobre cuándo empiezan a hablar los niños. ¿Hay que preocuparse si no lo hacen a ciertas edades? Desde Cojines Lactancia queremos hacer un repaso a este tema para que conozcas mejor los detalles. ¿Te gustaría saber más? En ese caso, sigue leyendo.

Hablar y lenguaje

Cuando empezamos a interesarnos por el momento en el que los niños comienzan a hablar a veces confundimos esta habilidad con el lenguaje. El lenguaje y el habla son dos elementos distintos y hay que aprender a diferenciarlos.

  • El habla es la primera expresión. Es lo que surge antes incluso de que tome forma el lenguaje. Podríamos decir que se trata de la manera en que los sonidos se unen hasta dar forma a las palabras.
  • El lenguaje, sin embargo, es algo más que simples sonidos. Por medio del lenguaje nos comunicamos. Recibimos información y la damos. Hablar de lenguaje implica entender y que te entiendan. El lenguaje no tiene que ser simplemente verbal. No hay que olvidar en este grupo la importancia del lenguaje no verbal.

Por norma general no todos los niños empiezan a hablar a la misma edad. Aunque le desarrollo del habla y el lenguaje sigue siempre las mismas etapas, estas pueden aparecer mucho antes en algunos niños y en otros más tarde. Sin embargo hay ciertas edades en las que los médicos comienzan a mostrar interés por la capacidad de hablar de nuestros retoños.

  • Antes de los 12 meses de edad. Antes de cumplir el año lo normal es que los bebés empiecen a mostrar interés por los sonidos que se generan a su alrededor. De hecho, aunque parezca muy precoz, en estas edades son capaces de entender ya ciertas palabras habituales. Como por ejemplo “mamá”, “papá”, “chupete”, “bibe”, etcétera. En caso de que notemos que nuestro hijo muestra interés por todo lo que le rodea pero que no se siente interesado por los sonidos, es probable que padezca algún tipo de pérdida auditiva.

En esta etapa también es normal que, además de escuchar los sonidos, comiencen a emitirlos. Es el momento de los gorjeos y los balbuceos. El inicio de sus primeras palabras, como por ejemplo “mamá” o “papá”.

  • De los 12 a los 15 meses. Nuestros bebés ya balbucean en estas edades como auténticos campeones. Incorporan sonidos muy concretos como los de la b, m, n, p o d. Su vocabulario comienza a ampliarse y ya son capaces de decir algunas palabras más. Principalmente sustantivos. Además ya te entienden bastante bien y tienen suficiente habilidad como para hacer caso a las instrucciones sencillas. Tipo “coge la pelota”.
  • De los 15 a los 24 meses. En esta época de su vida ya tienen un vocabulario medianamente generoso. Aproximadamente a partir de los 18 meses su vocabulario se compone de unas 20 palabras. Lo cual no está nada mal. Alrededor de los 2 años la cosa ya va más en serio y amplían su vocabulario hasta las 50 palabras más o menos. Además surge un milagro del lenguaje: comienzan a combinar esas palabras para hacer frases muy sencillas. Por ejemplo “bebé hambre” o “papa risa”. Nuestros niños ya han avanzado mucho en su comprensión. De hecho a esta edad son capaces de reconocer casi todo lo que les rodea y es habitual en sus vidas. Y no solamente cuando lo tienen delante. Por ejemplo si ven la foto de una manzana sabrán reconocerla. Cada vez son más hábiles con las instrucciones sencillas y ya son capaces de señalar partes de su cuerpo sabiendo qué son. Por ejemplo si le dices “tócate la nariz” sabrá a dónde dirigirse con sus deditos.
  • A partir de los 2 años y hasta los 3. En estas edades la mayoría son ya unos auténticos charlatanes. Ya pueden combinar más de dos palabras en una frase y su vocabulario es verdaderamente extenso. Tanto que no podemos especificar la media de palabras de las que se compone. Además son mucho más ágiles a la hora de comprender. Ya son capaces de distinguir bien los colores y sus nombres y entienden conceptos algo más complejos. Por ejemplo saben la diferencia entre algo grande y algo pequeño.

¿Cuándo hemos de preocuparnos si los niños no comienzan a hablar?

Hasta aquí más o menos tienes una descripción de cuándo empiezan a hablar los niños. Como adelantábamos al comienzo hay algunos peques que tardan un poquito más en pasar de una etapa a otra. Sin embargo, ¿cuándo debemos de preocuparnos y cuándo es esto normal?

En general hay ciertos signos de alarma a los que debemos de prestar atención. En caso de notarlos lo mejor es acudir a un especialista rápidamente. Por ejemplo, si notamos que no reacciona a los sonidos o a los estímulos exteriores hay que evaluar el motivo sin perder ni un minuto.

Si se notan algunas de estas irregularidades lo mejor es comentarlo rápidamente con el pediatra para que nos derive al experto correspondiente:

  • Si a los 12 meses de edad no hace gestos en general. Por ejemplo despedirse con la mano o saludar.
  • Si a partir de los 18 meses
    • Prefiere usar los gestos en vez de las palabras para comunicarse.
    • No comprende las órdenes sencillas que le vamos diciendo (por ejemplo “trae la pelota”, “coge el chupete”, etcétera).
    • No es capaz de imitar los sonidos que escucha.
  • Si a partir de los 2 años
    • Solo imita los sonidos y gestos que escucha y ve pero no desarrolla vocabulario o gesticula para comunicarse.
    • Solo se dedica a repetir siempre las mismas palabras y únicamente es capaz de transmitir las necesidades que tiene en ese mismo momento.
    • Pronuncia de forma rara o su tono de voz es extraño.
    • No comprende órdenes sencillas.
    • Es difícil comprender lo que dice. Por norma general los adultos hemos de ser capaces de entender más o menos la mitad de lo que dicen cuando tienen unos 2 años. A los 3 años entendemos casi 3//4 partes de su vocabulario. A los 4 años se le entiende prácticamente todo.

Si notamos cualquiera de estas alarmas lo mejor es acudir lo antes posible a un experto. La detección precoz de los problemas del lenguaje y del habla permite obtener una solución mucho más rápida y eficaz para nuestros pequeños.

No perdáis los nervios y mantened siempre la calma. Muy pronto recibiréis la ayuda necesaria para que vuestro chiquitín mejor y pueda adaptarse fenomenalmente a la sociedad.

Si te ha gustado este artículo sobre cuándo empiezan a hablar los niños…

Si has disfrutado con la lectura de este artículo sobre cuándo empiezan a hablar los niños estamos seguros de que te encantarán algunos de los enlaces del blog de Cojines Lactancia. Te recomendamos que eches un vistazo a los siguientes.

¿Cuándo empiezan a hablar los niños?
Votanos

Deja un comentario

×
Hola, soy Jose...
¿En qué puedo ayudarte?
🚚 recuerda que los envíos son gratis 😉