Cuándo hay que retirar el pañal

Sin duda uno de los complementos que acompaña a nuestro bebé durante sus primeros años de vida es el pañal. Este fiel compañero de viaje permite que nuestros chiquitines evacuen a cualquier hora sin riesgo de coger infecciones y quedan su culito protegido hasta que se lo cambiamos.

Es normal que llegue un momento en el que los papás se pregunten cuándo hay que retirar el pañal. Desde Cojines Lactancia vamos a ayudarte para que sepas a partir de qué fecha puedes intentarlo. Además te daremos algunos interesantes consejos con los que hacerlo de manera gradual y sin que tu niño se ofusque por ello. ¿Te gustaría saber más al respecto? En ese caso, no dejes de leer el siguiente post.

Cómo y cuándo hay que retirar el pañal

Es posible que nunca lo hayas pensado, pero la micción es un reflejo que todos los seres humanos tenemos. Este consiste en la relajación de la vejiga para expulsar el contenido que tiene dentro. Sin embargo la capacidad de controlar de forma voluntaria cuándo hacemos pis es algo que vamos aprendiendo con el paso de los años.

En general este control sobre la vejiga puede comenzar a darse entre los 18 meses y los 3 años. Consideramos que el niño controla por completo las ganas de hacer pipí cuando es capaz de contraer cuando quiere el esfínter externo que hay en la uretra. Para que el niño consiga esta maestría hay que tener en cuenta ciertos factores.

  • Los psicosociales. Cuando hablamos de estos factores los relacionamos directamente con el aprendizaje. Intentar que el niño aprenda a realizar este acto antes de que esté preparado puede tener como consecuencia un resultado opuesto al deseado. La forma más sencilla de conseguir que un bebé aprenda a controlar el pis es utilizar el refuerzo positivo y nunca el negativo. Jamás hay que poner en ridículo al niño si no es capaz de controlar todavía la orina ni hay que estresarlo para que lo consiga. Lo mejor es iniciar el proceso de aprendizaje en un momento que no resulte estresante para nuestro bebé. Es decir, cuando no se estén agolpando grandes cambios en su vida. Como por ejemplo un cambio de casa o la entrada en la guardería.
  • Los bilógicos. Para que el niño aprenda a controlar la orina es necesario que sus órganos estén bien desarrollados y maduros.

¿Cómo sabemos si nuestro hijo está preparado para quitarle el pañal?

Antes de nada hemos de tener en cuenta que cada niño es un mundo. Y que el desarrollo o la velocidad de un bebé en aprender a controlar la orina no tiene que ser igual a la de otro niño. De ahí que resulte normal que surjan dudas entre los papás para coordinarse y controlar si es el momento adecuado para retirar el pañal.

Por suerte hay algunas cosas que podemos tener en cuenta para saber si ha llegado ya este momento. Por ejemplo:

  • Nuestro bebé ya ha desarrolla ciertas habilidades generales a nivel lingüístico, motor o manuales. Por ejemplo nos imita y nos entiende. Lo que hará que sepa bajarse los pantalones cuando tenga ganas de hacer pis o se acerque al orinal.
  • Siente malestar cuando el pañal está sucio.
  • Sabe cuál es la diferencia entre hacer pis o caca.
  • Notamos que hace algunos gestos “raros” cuando tiene ganas de hacer pis. Por ejemplo se mueve como haciendo un bailecito o se agarra la zona del pubis.
  • Comienza a tener suficiente capacidad como avisar para avisar un poquito antes de que tiene que ir al baño.

No podemos olvidar…

No obstante no podemos olvidar que:

  • La sensación de vejiga llena no aparece en los niños hasta los 2 años. Hasta esa edad no hay ninguna presión que les haga pensar que tienen que hacer pis. Simplemente la vejiga se relaja cuando lo necesita y expulsa la orina.
  • Un buen indicio para saber cuándo nuestro hijo comienza a estar preparado es tener presente cuándo ha empezado a controlar las ganas de hacer caca. El esfínter anal suele controlarse antes que el de la vejiga.
  • Si notas que empieza a tener más control sobre sus ganas de hacer pis durante el día. En general lo primero que aprenden es a controlar la orina durante el día. Conseguir retenerla en la noche es algo más complicado.
  • No hay que confundir los accidentes con la falta de control. Es normal que si pasan momentos de estrés puedan tener algún escape, sobre todo por la noche. También puede suceder sin más y no hay que darle mayor importancia.
  • Si llegados los 5 años en el caso de las niñas, y los 6 en el caso de los niños, todavía no se puede retirar el pañal es probable que estemos ante un caso de enuresis. Habrá que recurrir a un especialista para solventar el problema.

Pasos para retirar el pañal

Si crees que tu retoño ya está preparado para retirar el pañal, aquí tienes algunos pasos que pueden allanarte el camino:

  • Usa su poder de imitación. Los niños aprenden las cosas imitando a los mayores. De ahí que para retirar el pañal deba de entender que hay que ir al baño para hacer pis. Un buen ejercicio es que vaya al baño con su papá, su mamá o su hermanito. Que vea cómo hacen pis, cómo se limpian y cómo tiran de la cadena al terminar. Esto le servirá para comprender qué es lo que hay que hacer.
  • Pregúntale. No es necesario que comencemos a acosarle. Pero no está de más que de vez en cuando le preguntemos si tiene ganas de hacer pis o caca. De esta manera él comenzará a comprender su cuerpo y las sensaciones que le rodean. Y poco a poco será capaz de responder positivamente.
  • Vístele con ropa cómoda. Sobre todo al principio puede resultarle bastante frustrante tener ganas de hacer pis pero no llegar al orinal. Cuando comienzan a controlar el esfínter de la vejiga suele haber muy poco tiempo de diferencia entre las ganas extremas y el notar que tienen la vejiga llena. Si les vestimos con ropa que no puedan bajarse con facilidad puede resultar muy estresante para ellos. Pues no tendrán suficiente tiempo como para poder llegar al orinal sin hacerse pipí encima.
  • Enseñarles a interpretar las sensaciones. Una forma sencilla de que vaya aprendiendo es que note las sensaciones que tiene cuando ya se ha hecho pis o caca encima. Si se nota mojado poco a poco terminará por controlar la orina. Si se nota sucio porque se ha hecho caca este esfínter también terminará bajo su control.
  • Ponerle en contacto con su pañal. La forma más sencilla de que comience a aprender cuándo ha hecho pis o caca es enseñarle el pañal con los restos. Así sabrá qué es lo que va pasando en su cuerpo. Si además colocamos el pañal durante un rato sobre el orinal ayudaremos a que relacione este aseo con ir al baño.
  • Crear una rutina. Para poder retirar el pañal es importante comenzar a establecer una rutina de orinal. Habrá que hacer que el pequeño se familiarice con el orinal para que poco a poco comience a usarlo. Para ello iremos sentándole sobre él y animándole a que haga pis y caca.

Dar premios. Si conseguimos que avise con algo de tiempo, que se quite la ropa o que se dirija al orinal a hacer pis tendremos que premiar su buen comportamiento. El refuerzo positivo es vital para que nuestros pequeños aprendan.

Deja una respuesta

Abrir chat
Hola, soy Jose...
¿En qué puedo ayudarte?
NUESTRO HORARIO DE ATENCIÓN ES: 8h a 19h
🚚 recuerda que los envíos son gratis 😉