El sexo en el embarazo

Desde que te dieron la noticia de tu embarazo probablemente tanto tu como tu pareja estéis pletóricos. Vais a ser papás. Quizá era una decisión muy esperada u os ha llegado como una sorpresa cargada de ilusión. Sea cual sea vuestro caso, estamos seguros que poco a poco habéis ido recuperando la normalidad de vuestra relación. Una relación mezclada con la expectación y las ganas de ver a vuestro retoño.

Sin embargo, conforme avanzan los meses es probable que os surjan dudas sobre algo muy sencillo: el sexo en el embarazo. ¿Hay peligro?, ¿podemos practicarlo desde las primeras semanas? El sexo en el embarazo es uno de los quebraderos de cabeza más grandes de los padres primerizos. Sobre todo de las mujeres que verán aumentar su libido considerablemente durante esta etapa de su vida.

En Cojines Lactancia queremos ofrecerte una solución rápida a todas esas preguntas que probablemente os están pasando por la cabeza en cuanto al sexo en el embarazo. Creemos que os servirán de ayuda para sentiros más tranquilos y disfrutar de la pareja mientras estáis esperando.

¿Podemos practicar sexo en el embarazo?

¡Por supuesto que sí! Por norma general la mayoría de las mujeres pueden hacerlo sin problemas hasta que rompas aguas. Sin embargo, hay ciertos casos donde el sexo en el embarazo está restringido. Puede que sea en periodos concretos o simplemente haya que adecuar las posturas.

Lo más recomendable es que consultes a tu ginecólogo. Él será capaz de orientarte a la perfección para que sepas cuándo has de tener más cuidado o qué posiciones son las más recomendables para hacer el amor con tu pareja.

¿Hay alguna situación especial en la que el sexo en el embarazo esté contraindicado?

Lo normal es que en caso de haber contraindicaciones tu ginecólogo te advierta previamente. Hay ciertos casos en los que el médico sí puede pedir a la paciente que se abstenga de mantener relaciones sexuales. Estos casos son los siguientes:

  • Placenta previa
  • Si hay una posible amenaza de tener un embarazo prematuro
  • Si hay una dilatación del cuello uterino
  • Si ha habido una ruptura de la bolsa amniótica
  • Cuando hayamos cualquier secreción o sangrado vaginal fuera de lo normal
  • Si se padecen infecciones de transmisión sexual

En caso de practicar sexo y notar cualquier cosa anómala, antes, durante o después, es muy importante que avises a tu ginecólogo.

¿El bebé puede verse dañado?

Una de las dudas que más preocupa a los papás es dañar al bebé mientras se practica sexo. Pues papás, no os preocupéis. El cuello del útero está protegido por medio de una membrana gruesa y mucosa que evita posibles infecciones. En ningún caso el pene puede ir más allá del cuello de la vagina, por lo cual no vais a dañar a vuestro futuro retoño.

Igualmente el orgasmo femenino no provoca el parto o un posible aborto, siempre y cuando no nos encontremos ante embarazos de alto riesgo. Estaros tranquilos. El sexo durante el embarazo es seguro.

El sexo en el embarazo por trimestres

Primer trimestre

Este primer trimestre es muy diferente para las parejas. Aquellas que ansiaban la llegada del embarazo por fin consiguen relajarse y disfrutar de sus relaciones sexuales. Aquellas que no lo buscaban pero lo consiguieron con felicidad, seguirán sin notar grandes cambios en su actividad sexual.

Si el embarazo es completamente normal no hay ningún problema en hacer el amor durante el primer trimestre. Sin embargo algunas mujeres prefieren evitar el sexo por miedo a que pueda haber algún problema o por no encontrarse bien debido a las náuseas y vómitos.

Segundo trimestre

Según estudios médicos este trimestre es el más agradable sexualmente para las mujeres. Los miedos del primer trimestre desaparecen, al estar ya consolidado el embarazo, y los síntomas más molestos del principio casi han desaparecido. Además, todavía no hay barriga que moleste.

Sin embargo hay algunas mujeres que siguen teniendo miedo pues es a partir de ahora cuando comenzará a notar los movimientos del bebé. No tengas miedo. Si tu embarazo es completamente normal y sin riesgo no hay problema para que practiques el sexo. Es una etapa ideal para hacer el amor con tu pareja.

Tercer trimestre

Este trimestre es el más complicado para practicar sexo durante el embarazo. La barriga ya ha hecho acto de presencia y hay que aprender a adecuarse. Además la mujer comienza a sentirse algo más pesada y le bebé está mucho más activo ahora. Sus movimientos son más frecuentes y con más fuerza.

Sin embargo no hay nada imposible y hay multitud de posturas que podéis probar. Di adiós a la postura del misionero y saluda con los brazos abiertos al sexo de espaldas, a cuatro patas o a horcajadas.

Siempre, siempre, siempre, respeta a tu pareja

El sexo en el embarazo es muy particular para algunas parejas. Hay muchas mujeres a las que se les dispara la libido y otras que no tienen ganas. En cuanto a los hombres hay quienes ven las barriguitas de embarazadas muy eróticas y otros a los que no les gusta.

En todos los casos, haya o no haya embarazo, lo más importante es ser respetuoso con tu pareja. Tanto si quiere mantener relaciones sexuales como si no lo desea. Nunca hay que forzar a la otra parte a que haga algo que no desea.

Siempre que tú te encuentres bien y el embarazo no sea de riesgo, desde Cojines Lactancia te animamos a que hagas el amor con tu pareja. Es una etapa de cambios en la que es importante que os mantengáis unidos y seáis felices.

Piensa que a partir de ahora vuestra vida va a cambiar para siempre y no va a tener nada que ver con lo que ha sido hasta ahora. Pasaréis de ser dos en la familia a tres o más. Y pasaréis de tener una absoluta independencia a tener que cuidar a una personita día tras día.

Además el sexo tiene una serie de beneficios que serán estupendos para ti. Entre los más interesantes destacan sin duda los siguientes:

  • Los orgasmos son más intensos. ¿Sabías que tus orgasmos nunca serán tan intensos como durante el embarazo? Esto es debido a un aumento del flujo sanguíneo en tu organismo. Este crece en un 50 por ciento en la futura mamá. Y la región pélvica es una de las que mayor cantidad de sangre recibe. Por este motivo hacer el amor durante el embarazo te llevará a disfrutar de una intensidad en tus orgasmos que nunca habrías imaginado.
  • Estarás más feliz. ¿Sabías que el sexo libera endorfinas? Esta hormona, conocida como la hormona de la felicidad, hace que nos encontremos mucho mejor y más alegres. Nuestro estado de ánimo lo agradecerá.
  • Tu bebé estará más feliz.
  • Tu bebé estará más feliz. No solamente te beneficiarás tú de las endorfinas. Tu bebé recibirá parte de ellas por medio del cordón umbilical. Es decir, que además de hacerte feliz y relajarte a ti, también hará feliz y relajará a tu bebé. ¿Qué más se puede pedir?
  • Dormirás mejor. El sexo sirve como relajante muscular cien por cien natural. Por eso, no hay nada mejor para conciliar el sueño que un buen orgasmo. Durante las últimas semanas de embarazo agradecerás cualquier truco para poder dormir. Y hacer el amor es uno de los más placenteros.
Abrir chat
Hola, soy Jose...
¿En qué puedo ayudarte?
NUESTRO HORARIO DE ATENCIÓN ES: 8h a 19h
🚚 recuerda que los envíos son gratis 😉