Fases de la Lactancia Materna

fases-de-la-lactancia-materna

La lactancia materna puede resultar bastante complicada para aquellos que no conozcan todas sus fases. Es un proceso de desarrollo, por lo cual va a ir cambiando con el tiempo y va progresando el bebé. No hay que confiarse únicamente del instinto maternal para afrontarla, lo mejor es asesorarse. También es bueno tener la información correcta, de este modo se pueden preparar para algunos momentos con anticipación.

Las fases de la lactancia materna pueden variar según la mamá y el bebé. También se diferencia con la de otras madres por la forma en que se va afrontando a medida que transcurre. Pero, de manera general, se puede determinar ciertas etapas en común. Las mismas pueden variar igualmente en tiempo o presentarse casos donde sea un mayor reto al afrontarla.

Al nacer

fases-de-la-lactancia-materna2

La primera etapa de la lactancia materna se presenta juntamente al salir el niño del vientre materno. Justo después de la expulsión de la placenta, el organismo comienza a enviar las señales necesarias para la producción. Se ha dado vida y la misma necesita alimentarse adecuadamente para sobrevivir. Este es precisamente el mensaje que envía el cerebro para que las hormonas empiecen a trabajar.

Lo más recomendado es que justo después del nacimiento se coloque al recién nacido en el pecho de la madre. Esta primera hora de vida es crucial para asegurar una lactancia eficiente y el inicio de buena forma. Además esta primera toma está llena de las defensas necesarias para garantizar la supervivencia del pequeño en las primeras horas. Todo esto es posible si el parto o cesárea se ha desarrollado sin ninguna complicación pertinente.

En ese momento comenzará a producirse el calostro. Esta es una fase en donde la leche luce amarillenta y espesa, además de ser muy poca. De igual manera es primordial que el niño la consuma ya que los nutrientes que este aporta son excepcionales. Por su importancia es reconocido como el alimento perfecto para el recién nacido en sus primeros días.

Los primeros diez días

Luego de que termina la etapa del calostro continúa otra etapa conocida como leche de transición. Durante este periodo se produce mayor cantidad de grasas, lactosas y vitaminas, concebidas para proporcionar mayor cantidad de calorías. Y poco a poco la misma ira cambiando para adecuarse a los diferentes períodos de desarrollo del bebé. Incluso durante este tiempo se pasa por fases de mayor producción, ocasionada precisamente por la necesidad de satisfacer al niño.

Las primeras semanas

Luego de que han pasado aproximadamente diez días, se comienza una nueva etapa. Como se puede notar los cambios transcurren en periodos de tiempos muy cortos, por lo que no habrá una constante. Por ello, la mami no debe de alterarse o desconfiar si no logra adaptarse inmediatamente a todas estas fases. Durante este periodo llega la leche madura, la cual acompañara al bebé por el resto de su lactancia.

La leche madura está compuesta principalmente de agua. La misma corresponde a un 90% del total del líquido necesario para la subsistencia. Por esta razón no es recomendable acompañar este periodo con otras bebidas del exterior. Esto es debido a que el niño ya está recibiendo todo la hidratación que necesita directamente de su madre. Además, otros componentes pueden ser perjudiciales para su organismo delicado.

El otro 10 % corresponde a proteínas, minerales, lactosa, vitaminas y grasas junto con hormonas y enzimas. Todos estos elementos desempeñan funciones fundamentales en la vida del niño hasta los 6 meses. Igualmente se tiene la tranquilidad de que el organismo está preparado para la digestión de cada uno de ellos. De esta forma el desarrollo puede continuar con total normalidad y sin dificultades mayores.

El brote o crisis de crecimiento

fases-de-la-lactancia-materna3

 

Durante los primeros tres meses de vida el bebé pasará por unas pequeñas crisis llamadas brotes de crecimiento. Durante este tiempo el pequeño buscara la regulación de la producción de leche mediante a la succión constante. Este proceso puede ser agotador ya que el mismo querrá alimentarse por más tiempo. Por ello hay que esta psicológicamente preparada para afrontar esta situación.

Esta etapa se repetirá durante los primeros quince días, aproximadamente al mes y medio y a los tres meses. La misma puede durar tres o cuatro días, variando según el bebé. El momento puede ser tan fuerte que la mamá quizás sienta ganas de abandonar la lactancia debido a la fuerte demanda y la irritabilidad del hijo. Pero hay que saber que es un proceso normal y que de ser superado será muy beneficioso para ambos.

Hasta los 6 meses más la alimentación complementaria

A partir de los 6 meses se comienza una nueva fase en el crecimiento y la lactancia. Se trata la alimentación completaría, que no es más que la introducción de comidas diferentes a la leche materna.  Es importante conocer esta última seguirá siendo su fuente principal de alimento, por lo que no se recomienda reemplazarla.  Este periodo se extiende hasta el primer año de vida del bebé.

La manera en el que se da los alimentos a partir de los 6 meses debe ser prolongada. La misma debe ser asistida por el pediatra de niño, siguiendo sus indicaciones. Esto es porque el organismo debe ir probando poco a poco cada comida. De igual manera esta es una forma de descartar que alguno le genere consecuencias negativas.

Lactancia y dientes

La dentición es otra parte sustancial del desarrollo del bebé que puede verse involucrado en la lactancia. Esto se debe a que el niño pasa por algunos cambios notables que afectan su rutina directamente. Detalles como irritación, exceso de salivación o incluso fiebre pueden afectar en la forma en que se alimenta. Por ello hay que tomar en cuenta esta fase dentro de su desarrollo como lactante y tomar precauciones al respecto.

El destete

La última etapa es cuando se decide destetar, es decir dejar de darle leche materna al niño. Esta es una fase en la cual se debe tomar la decisión por convicción propia y no por opinión de terceros. De hecho se recomienda que este momento no llegue hasta que el niño cumpla los dos años de edad aproximadamente. De igual manera debe hacerse de forma prolongada y no de un momento a otro o usando técnicas que puedan dañar el pequeño.

Las fases de la lactancia materna son bastante complejas, a pesar de ser un proceso natural. Comprender cada una de sus etapas es una forma de garantizar su éxito y prolongación hasta que ambos lo decidan. Es fundamental comprender todos los cambios que la maternidad en general involucra. Igualmente es elemental tener el apoyo del entorno cercano para hacer de este proceso algo mucho más fácil de sobrellevar.

Deja una respuesta

Abrir chat
Hola, soy Jose...
¿En qué puedo ayudarte?
NUESTRO HORARIO DE ATENCIÓN ES: 8h a 19h
🚚 recuerda que los envíos son gratis 😉