La importancia de enseñar a tu bebé a sentarse

ensenar-a-tu-bebe-a-sentarse

Cada una de las etapas de los niños tiene su significado especial a medida que van creciendo. Por ello a los padres y personas de su entorno les genera gran ilusión ver cómo van pasando por cada una de ellas. Pero existen algunas en particular que realmente se vuelven momento inolvidables y que son prácticamente irrepetibles. Por ello hoy conocerás la importancia de enseñar a tu bebé a sentarse, uno de sus mejores aprendizajes.

Lo primero que hay que entender sobre la forma en que aprende a sentarse el bebé es que cada niño es distinto. Los padres deben comprender que todos los pequeños asumen etapas de manera diferente. Igualmente, que cada uno tiene un ritmo propio, el cual debe ser respetado, sin comparaciones de ningún tipo. A partir de allí se puede comenzar con el acompañamiento para cualquier de las metas que este se proponga.

ensenar-a-tu-bebe-a-sentarse2

El aprender a sentarse por sí solo ocurra aproximadamente entre los seis y ocho meses de edad. Poco a poco habrán señales que indiquen que el niño está preparado para mantenerse solo y equilibrado en un mismo lugar. Igualmente para conseguir la posición adecuada en una silla o incluso en el piso. Por lo que tanto el pediatra como los padres deben estar atentos a estas características, antes de comenzar a enseñarlo.

Puntos a tomar en cuenta para enseñar a tu bebé a sentarse

Lo primero que hay que observar es que si el bebé es capaz de mantener alzada su cabeza, sin ningún tipo de problema. Equivalentemente si controla adecuadamente los movimientos con las misma, ya que esta es su fuente de equilibrio. Los giros con esta parte del cuerpo son fundamentales para poder comenzar con un sano aprendizaje.

Por otra parte su espalda también es la que dará las indicaciones para de que el bebé ya está listo. Por ello hay que observar que este pueda levantarla al estar boca abajo y sin problemas. Este acto tiene que nacer por su cuenta, no hay que obligarlo, ni presionarlo para que lo haga.

Por ultimo entre las señales pertinentes se tiene el darse la vuelta solo. Esto quiere decir que ya el bebé tiene un control eficiente, por lo que sentarse no será un problema. Para ello debe ayudarse de sus brazos y piernas, por lo que esta etapa conjuga todo lo anterior. Tomando en cuenta esos detalles es el momento indicado para enseñarlo a sentarse.

Otra cosa a tener en cuenta es que no debemos asustarnos los padres. Cada niño tiene su proceso de aprendizaje y, aunque delicado por la fragilidad de su cuerpo y la dificultad para mantener el equilibrio, sentarse es un acto natural que el niño aprenderá tarde o temprano.

Con la guía de sus padres

ensenar-a-tu-bebe-a-sentarse3

Los padres son el apoyo principal que tienen los bebés desde el momento de su nacimiento. Los mismos son su protección y quienes están encargados de su aprendizaje. Por esta razón serán ellos los que deben dar los primeros pasos, si forzarlo. Y ser su apoyo incondicional cada vez que quiera intentar algo nuevo.

Enseñar a tu bebé a sentarse cobra gran importancia desde que se comienza a colocarlo en el regazo. La idea es que su espalda quede apoyada sobre el adulto, para que este se sienta con plena seguridad. En primer momento será muy inestable pero poco a poco buscara la forma de hacerlo solo. También puedes darles tus manos para mayor confianza y entretenerlo para que se sienta confortable.

El esfuerzo del bebé

Existen diferentes formas para motivar al bebé para que este busque sentarse por su cuenta. Es realmente una forma disfrazada de enseñarlo, pero que funciona de maravilla. Puedes estimularlos con aplausos o movimientos de las manos que llamen su atención. De esta forma buscará por su cuenta la manera de alcanzarlas y jugar con ellas de forma más cercana.

A medida que él vaya haciendo este esfuerzo se puede comprobar la fuerza que usa para lograr su cometido. En principio es primordial entender que quizás no logre la posición adecuada en el primer momento. La idea es que a medida de que avance la enseñanza el bebé pueda hacerlo por su cuenta con mayor facilidad.

Aprender jugando

Los juegos son la mejor manera de motivar al niño a realizar cualquier movimiento en sus primeras etapas. Por ello hay que innovar siempre en la forma en que se los entretiene para que consigan sus metas en el camino. No es necesario una gran cantidad de juguetes, simplemente la suficiente imaginación y compañía para estimularlo. De este modo la importancia de la enseñanza de sentarse incurre en la forma en que se juega con el pequeño al pasar de los días.

Motivación ante todo

La motivación es de los elementos más importantes en la importancia de enseñar a tu bebé a sentarse. Esto porque muchas veces el niño se puede sentir frustrado o enojado al no lograr sus objetivos. En esos casos los adultos deben de estimularlo y buscar las maneras para que vuelva a proponerse por su cuenta aquello que no pudo lograr. De este modo el aprendizaje será constante y los miedos del pequeño se irán dejando de lado.

Ejercicios variados

ensenar-a-tu-bebe-a-sentarse4

Existen muchos ejercicios que funcionan para enseñar el acto de sentarse a un bebé. Por esta razón es significativo que aprender a distinguir entre los que pueden hacerle daño y los que no. De este modo se preserva el aprendizaje correcto y sin miedo a que haya un retroceso o llegar a lastimarlo.

Todos los ejercicios que se practiquen con un bebé deben hacerse de forma delicada y repetitiva. La idea es que su memoria muscular trabaje adecuadamente en este aprendizaje. Por ello mamá y papá deben estar presente y practicar a diario, sin sobre esforzar al pequeño. La idea es pasar un momento divertido, todos juntos, mientras se sigue creciendo en el camino.

La atención es fundamental

La importancia de enseñar a tu bebé a sentarse no es un trabajo de médicos o de educadores. Lo significativo del aprendizaje en esta etapa está directamente relacionado con la atención que se le brinde al pequeño. Un niño que es feliz y querido se siente mucho más confiado de realizar cualquier acto que se proponga. Por lo que atender sus necesidades de juego y desarrollo es la labor principal de sus padres y seres más cercanos.

La importancia de enseñar a tu bebé a sentarse viene dada del esfuerzo que todos pongas al hacerlo. Hay que tener presente que el niño necesita de compañía y apoyo para lograr sus objetivos. Por ello es fundamental enfocarse en su aprendizaje a medida que este desarrolla. Esto incluye no solo esta etapa, sino también al caminar, hablar o cualquier momento de su crecimiento.

Esperamos que estos consejos para cuidar a tu bebé y enseñarle a sentarse te sean de mucha utilidad.

Deja un comentario

Hola, soy Jose...
¿En qué puedo ayudarte?
NUESTRO HORARIO DE ATENCIÓN ES: 8h a 19h
🚚 recuerda que los envíos son gratis 😉
Powered by