Los mejores consejos para cuidar a un recién nacido

Debemos conocer los mejores consejos para cuidar a un recién nacido. Ya que, ésta es una de las tareas más importantes a la que nos enfrentamos en la vida. La cual, requiere de nuestra atención, práctica, tiempo de dedicación y amor. Inmediatamente con el parto, ha llegado a nuestras vidas la maravillosa prueba de la existencia de Dios. Se trata de la llegada de nuestro hijo recién nacido. Con ello, una etapa única de retos que nos enseñan a ser padres. Progresivamente, nuestro peque irá prosperando, madurando y desarrollándose. Esto debe ocurrir en armonía. Lo que involucra muchos aspectos que rodean a nuestro bebé recién nacido. Procurando seguir siempre los mejores consejos para cuidarlo. Proporcionándole salud, bienestar, tranquilidad y toda la atención necesaria para garantizarle un crecimiento sano. Por lo que debemos tomar en cuenta, su alimentación, educación, higiene y todo aquello que tenga que ver con su cuidado.

La etapa de recién nacido es aquella que transcurre desde el momento del nacimiento hasta el primer mes de vida. Allí, en ese período de tiempo, nuestro bebé experimenta muchos cambios y procesos fisiológicos. Por ejemplo, duerme muchísimo durante el día. No obstante, llora con intensidad por hambre. Pero se tranquiliza muy fácilmente al ser atendida su demanda. Asimismo, aumenta rápidamente su peso corporal. Al mismo tiempo, que su crecimiento y desarrollo evolucionan paulatinamente. Tanto, que comienza a manifestar muchas respuestas sensoriales y motrices. Por eso, podremos ver como busca el rostro de su madre. También, puede realizar movimientos sin coordinación, sigue la luz y los colores. Entre muchas otras reacciones al estímulo e interrelación con su entorno.

Algunos de los mejores consejos para cuidar a un recién nacido

los mejores consejos

1. Aseguremos el vínculo súper especial de la lactancia materna

La lactancia materna es pilar fundamental de la nutrición, la salud y la vida emocional de nuestro bebé. Por ello, uno de los mejores consejos para cuidar de nuestro recién nacido es que lo alimentemos con lactancia materna exclusiva. Ya que, le estaremos proporcionando todos los nutrientes y anticuerpos que necesita. Con lo cual, su sistema inmunológico se fortalecerá y su salud general se verá fortalecida. Puesto que la lactancia materna es la promotora vital del desarrollo cognitivo y sensorial. Al mismo tiempo, que proporciona la protección indispensable para nuestro bebé, contra patologías infecciosas, agudas y crónicas.

Todas las madres debemos saber que amamantar es una tarea maravillosa. Mientras nuestro bebé haga más y mejores tomas, más leche se producirá. Aparte, la lactancia materna involucra un estrecho lazo afectivo entre madre e hijo. El cual, es saludable, tanto para la madre como para su hijo. A su vez es un acto limpio, ecológico y lleno de comodidad. Definitivamente, la lactancia materna es el alimento ideal para nuestros niños. Porque la leche de la vaca es el alimento ideal para sus terneritos. Al igual que la leche de cabra es la mejor para los cabritos. Y así, cada leche es la mejor para su especie. Pues, la naturaleza muy sabiamente nos ha provisto de todo los nutrientes necesarios. Junto al amor de cada madre hacen la alimentación perfecta para su hijo.

2. Cuidados e higiene para nuestro bebé

La higiene de nuestro bebé es muy importante y es un concepto bastante amplio. Ya que, incluye temas como el baño, la costra láctea, el uso y cambio de pañal. Sin duda, son todos de los mejores consejos, en general muy sencillos. A los cuales, nos iremos adaptando en menos de una semana. En la medida que vamos practicando e interactuando con nuestro peque. Así, que lo fundamental es que tengamos una bañerita o recipiente donde entre cómodamente. Además, al que podamos cargar con agua que esté a la temperatura de nuestro cuerpo. Por otro lado, el jabón que debemos emplear para bañarlo debe ser de preferencia neutro y suave. Mientras tanto, al momento del baño, ya debemos tener preparada su toalla limpia y seca. Asimismo, debemos haber preparado previamente su pañal y su muda de ropa. Preferiblemente, en un lugar cerrado, limpio y cómodo.

3. La cura del ombliguito

El cordón umbilical del recién nacido se va secando inmediatamente después del nacimiento. Luego, se va cayendo solo. Así que no es necesario cortarlo. Sino esperar que se termine de secar y se desprenda. Lo que ocurre en unos 3 a 10 días. Mientras, debemos limpiarlo de forma muy sencilla. Para ello, podemos utilizar una gasa y alcohol etílico de 70°. Lo más recomendable es cuidar el cordón y el ombligo unas 4 veces al día, de la siguiente forma:

  • Lo primero que debemos hacer es reparar todo el material que necesitamos para nuestro bebé.
  • Tumbamos al bebé de espaldas sobre el cambiador y le quitamos el pañal.
  • Lavamos con agua templada el cordón umbilical en su base. Luego, la secamos con cuidado.
  • Desinfectamos con una gasa empapada de alcohol etílico de 70°, el ombligo y la base del cordón. Para ello, no es recomendable el uso de algodón porque éste suelta fibras.
  • Doblamos el cordón umbilical hacia arriba. Evitando siempre tirar de él. Luego, con mucho cuidado lo tapamos con una gasa seca. Finalmente, lo vamos a sujetar con una red elástica micropore.
  • Ante cualquier duda u observación es importante consultar al pediatra. Si el cordón no seca a las tres semanas, enrojece, presenta secreciones. O cualquier otro signo que nos indique que alguna eventualidad podría estar ocurriendo.

los mejores consejos

4. Uno de los mejores consejos acerca del llanto de nuestro bebé

Todos los bebés lloran cuando algo les ocurre. Es decir, el llanto es el mecanismo que tienen de expresarnos algún malestar. Por lo tanto, es su forma de solicitar de nuestra atención y nuestros cuidados. Generalmente, un recién nacido llora por sueño, hambre, cansancio, miedo, falta de contacto físico o afecto de su madre.  Sin embargo, también puede deberse a la presencia de enfermedad, donde suele presentarse el llanto débil. Por ejemplo, en procesos infecciosos, diarreas, fiebre, entre otros. En definitiva, uno de los mejores consejos es que comprendamos que un recién nacido no llora por nada. Lo hace porque algo le pasa. Por lo que debemos atenderlo, aprender a comunicarnos con él y a manifestarle nuestro amor.

 

Deja un comentario

Hola, soy Jose...
¿En qué puedo ayudarte?
NUESTRO HORARIO DE ATENCIÓN ES: 8h a 19h
🚚 recuerda que los envíos son gratis 😉
Powered by