¿Qué es lo que necesita tu bebé para empezar a gatear?

que-es-lo-que-necesita-tu-bebe-para-empezar-a-gatear

A medida que un niño crece va pasando por diferentes etapas y logros que de gran relevancia. Las mismas pueden variar notoriamente en cada uno de ellos, por lo que siempre es una nueva aventura. Esto hace que muchos padres que se pregunten qué es lo que necesita tu bebé para empezar a gatear. Esto último porque es uno de los momentos más significativos en la vida de cualquier pequeño.

Es fundamenta entender que no todos son iguales, pero que se puede generalizar en algunos puntos. El gateo es una etapa que se comienza entre los 7 y 9 meses de edad, siendo diferente en cada niño. El detalle es que para que esto ocurra se necesitan de ciertas condiciones o momentos previos. Los mismos son la influencia principal para que el bebé sienta las ganas de realizar estos movimientos.

Es realmente divertido y satisfactorio para cualquier padre el poder acompañarlo durante este momento. El gateo es de gran importancia y será una influencia a lo largo de su vida. El mismo no se relaciona únicamente con su motricidad, sino también con otros aspectos. Por ello se le debe prestar atención por el tiempo que dure, sobre todo al principio donde hay mayor inseguridad al realizarlo.

que-es-lo-que-necesita-tu-bebe-para-empezar-a-gatear2

No hay que angustiarse

Lo primero que hay que tener presente es que papá y mamá no deben angustiarse. Primero porque, como se mencionó anteriormente, cada pequeño es completamente distinto. Esto quiere decir que hay bebés que pueden llegar a gatear muy rápido y otros tardarse un poco más.

Por otro lado los movimientos serán muy desiguales, en comparación con los meses anteriores. Por ello es importante darles la seguridad necesaria, sin temores constantes. La idea es que ellos sientan la confianza suficiente para arriesgarse a gatear. Igualmente que si hay algún accidente, no se desmotiven o asusten a tal punto de no querer intentarlo de nuevo por un tiempo.

Las señales para saber que está listo

La primera señal de que el bebé está listo para gatear es la capacidad de sostener su cabeza. Luego de ello el sentarse sin apoyo también será un indicio positivo y de gran valor. Finalmente el equilibrio y la fuerza también son fundamentales en sus extremidades, por lo son un factor que hay que tener presente. Son todos pequeños puntos completamente necesarios y que los ayuda a entender internamente que están listos.

La madurez neurológica

El bebé necesita contar con la suficiente madurez neurológica para empezar a gatear. Para ello aprenderá primero a arrastrarse y luego a coordinar el movimiento de sus extremidades. De este modo poco a poco dominara su cuerpo al punto de que comienza a desplazarse por ciertos espacios.

Todos estos puntos pueden parecer pequeños, pero realmente son magníficos. A medida que cada uno de ellos ocurrir se desencadenas otros pasos importantes. Por ello es necesario comprender que la madurez neurológica se trata tanto de movimientos como de emociones.  Por lo que es primordial la compresión del adulto y que no obliguen al bebé a saltar sus etapas más significativas.

Superficies planas y duras

que-es-lo-que-necesita-tu-bebe-para-empezar-a-gatear3

Uno de los temores más grandes de los padres es que el niño se lastime por querer hacer algún movimiento. En ocasiones esto ocasiona que te limites en cuanto a ponerlo en superficies planas o duras. Es primordial comprender que este es un paso completamente necesario para que el bebé comience a gatear. Esto porque las mismas le brindaran la estabilidad para poder desplazarse sin mayor problema.

En este aspecto se pueden experimentar con diferentes ideas para conseguir la estabilidad necesaria. Lo más recomendable son los suelos cálidos directamente, para evitar las enfermedades ocasionada por el frío. También se puede usar la goma dura o las alfombras para recubrir la superficie y hacerla más segura. La idea es el lugar por donde el bebé pase o este no se mueva y de este modo él tenga la suficiente seguridad para desplazarse.

Libertad

El bebé necesita tener de un entorno seguro, pero a la vez que le genere curiosidad. Está pasando por etapa de exploración, por lo que requiere de la libertad suficiente. Por ello no hay que detenerlo, simplemente hay que cuidarlo de los accidentes o golpes innecesarios.

Los juegos

Es necesario que el bebé fortalezca los músculos de sus brazos y piernas para empezar a gatear. Para ellos los juegos serán la mejor opción y de este modo se motivara igualmente. La idea es que estas actividades lo ayuden a ganar la confianza y seguridad suficiente para movilizarse. Hay muchas maneras de lograrlo, así que por este lado, no hay de qué preocuparse.

Juegos como colocar un algún objeto que llame su atención a nivel de su frente lo ayudarán fortalecer su equilibrio. También se le puede hacer una pequeña presión en las palmas de sus pies y de este modo estimularlo. El subir su barriga también es una actividad que puede resultar divertida y que lo ayudará a comprender mejor la posición de gateo.

La motivación necesaria para que tu bebé empiece a gatear

que-es-lo-que-necesita-tu-bebe-para-empezar-a-gatear4

Papá y mamá deben de estar presentes en cada uno de estos momentos. Primero porque serán los encargados de cuidar al bebé de cualquier tipo de accidente. En segundo lugar porque su responsabilidad es motivarlo y guiarlo para comenzar a gatear. Por lo que siempre hay que innovar en formas diferentes para cada día sea de aprendizaje y a la vez divertido para ellos. Los juguetes, besos y caricias también servirán como motivadores para que quieran moverse por todos lados.

La importancia de un compañero

La compañía es un aspecto necesario para que tu bebé empezara a gatear. Hay que recordar que estar con sus seres queridos es una forma de estimularlo directamente. Además un niño que esté pasando por estos cambios no debe dejarse solo. Primeramente por precaución y segundo porque son momento realmente especiales que nadie debería perderse.

Saber lo que necesita tu bebé para empezar a gatear es primordial para mantenerse tranquilos. Se trata de una forma de conocer más detalladamente sus etapas de desarrollo. Cada una de ellas es significativa para todos por lo que hay que motivarlo siempre conseguir distintos objetivos. La idea no es presionarlo, lo fundamental es que se sienta apoyado y acompañado porque apenas se está comenzando.

Deja una respuesta

Abrir chat
Hola, soy Jose...
¿En qué puedo ayudarte?
NUESTRO HORARIO DE ATENCIÓN ES: 8h a 19h
🚚 recuerda que los envíos son gratis 😉