¿Sabes qué es la fiebre de los 3 días?

sabes-que-es-la-fiebre-de-los-3-dias

Existen una gran cantidad de malestares en el mundo y cuando se trata de bebés o niños es mayor este número. Tal es el caso de la fiebre de los tres días, un padecimiento que puede afectar a los pequeños en su primeras etapas. La misma se caracteriza por tener temperaturas de hasta 40 grados centígrados y desaparecer a las 72 horas exactamente.

La fiebre de los tres días también se conoce con otros nombres pero que son exactamente lo mismo. Uno de ellos es exantema súbito, aunque este es uno de los menos usados popularmente. Asimismo se le dice Roséola de manera más común, por lo que hay que tener presente todas sus denominaciones.

Su aparición casi siempre es después de los 6 meses de edad, sobre todo en bebés de lactancia materna exclusiva. Esto último porque antes de esta fecha tienen mayor ingesta de anticuerpos provenientes de su madre. Esto último hace que tengan menos posibilidades de enfermarse, aunque no es imposible. De igual manera suele aparecer antes de los 3 años de edad, en este periodo el organismo aprende a defenderse por su cuenta.

La fiebre de los tres días o roséola es causada por un virus llamado el herpevirus 6. El mismo tiene como consecuencia una infección vírica, que no debe confundirse con bacteriana. Por ello su tratamiento es completamente especificado para este tipo de microorganismos.

sabes-que-es-la-fiebre-de-los-3-dias2

Igualmente hay que tomar en cuenta que no se trata de una enfermedad relacionada con alguna época en específico. Esto hace que la roséola pueda aparecer en los diferentes meses del año por igual. Igualmente es importante tener presente el hecho de que suele afectar a un 90% que pasan por las edades anteriormente mencionadas. Lo hace uno de los padecimientos más comunes en diferentes partes del mundo.

Síntomas característicos de la fiebre de los tres días

La fiebre de los tres días no tiene una gran cantidad de síntomas que pueda representar a la enfermedad. De hecho muchas veces se puede ver al niño sin ninguna señal de que algo le esté afectando. Su actitud y apetito no cambian, tampoco su energía y la manera en que se desenvuelve. Por ello es un malestar con señales muy puntuales que deben ser observadas a detalle.

  • La fiebre: las altas temperaturas son el primero y más característico síntoma de este padecimiento. Eso porque puede desarrollarse una fiebre de más de 40 grados centígrados. Es importante señalar que este tipo de calenturas hay que prestarles mucha atención ya que podrían ser peligrosas.
  • Su duración: la duración de la fiebre es precisamente la que su nombre indica. Durante esos tres días puede que la temperatura no baje, a pesar del uso de antipiréticos. Lo conveniente es esperar a que aparezca otro síntoma para dar un correcto diagnóstico.
  • El sarpullido: la aparición del sarpullido es precisamente el que completa en el diagnóstico de esta enfermedad. El mismo puede tardar en aparecer ya que lo hace después de que la fiebre haya bajado. Se trata entonces de una erupción cutánea que pueden ser rojas o rosadas, dependiendo de la piel del pequeño. Aparece en la zona abdominal, su pecho y espalda, a veces extendiéndose hasta sus brazos o piernas.
  • Inflamación: debido a la fiebre también puede que se observe un ligero enrojecimiento o inflamación en diferentes áreas. Los ganglios linfáticos y la faringe son alguno de ellos, pero no representa un síntoma destacado o repetitivo.

Hay que prestar atención

sabes-que-es-la-fiebre-de-los-3-dias4

El control de la fiebre es fundamental durante los días que dure este padecimiento. Esto porque las temperaturas son tan altas que pueden ocasionar convulsiones en los niños. Es fundamental precisar este detalle constantemente para evitar estos malestares. Para ello hay que prestar la suficiente atención y mantener el termómetro cerca en todo momento.

¿Cuál es el tratamiento indicado?

Es importante saber que la fiebre de los 3 días no tiene un tratamiento preciso. Esto porque se trata de un malestar completamente vírico, del cual el organismo se hace cargo por su cuenta. Hay que recordar que igualmente no se puede dar un diagnóstico preciso hasta la aparición del sarpullido. Esto último reafirma la medida de no aplicar medicamentos en búsqueda de su cura.

Aplicando antitérmicos como el paracetamol o el ibuprofeno, según el peso del niño, se le puede aliviar. Ademas, se les puede dar baños de agua tibia, igualmente para la regulación de la temperatura. El beber mucho líquido también será fundamental para evitar que el pequeño se deshidrate ocasionando un malestar peor.

Índice de contagio de la fiebre de los tres días

sabes-que-es-la-fiebre-de-los-3-dias3

Se trata de una enfermedad por la que ha pasado el 99% de la población por lo que el organismo aprende a defenderse. A pesar de ello la fiebre de los tres días se considera altamente contigiosa entre los lactantes. Esto último porque su cuerpo aún no está preparado para defenderse de la forma correcta.

Las principales forma de contagiarse de roséola son primeramente por la saliva,  atreves de vasos, chupetes o biberones contaminados. Otro foco por el cual es fácil contraer una enfermedad es tener las manos sucias, especialmente cuando los peques van a la guardería y se relacionan con muchos niños donde el contagio es fácil. Por ello, lo mejor es aislar al niño cuando esté pasando por este tipo de malestares, para que no contagie a otros. Además que de este modo también repone energía más fácilmente.

¿Con que malestares puede confundirse?

La fiebre de los tres días puede llegar a confundirse con enfermedades como el sarampión o rubeola. Esto por lo parecido que son los síntomas, sobre todo las manchas en la piel. El detalle es que en el caso del exantema súbito no produce picor. Además de que precisamente su duración es por 72 horas, lo que no sucede con otros padecimientos.

La fiebre de los 3 días es un malestar al que no hay que tenerle miedo pero tampoco hay que dejar de prestarle atención. Es fundamental mantenerse en contacto con el pediatra ante la aparición de este tipo de síntomas. El mismo ofrecerá la guía precisa para solucionar cualquier malestar y mantener al pequeño tranquilo. Igualmente es el único capacitado para diagnosticar y recetar los medicamentos, sobre todo porque se trata de niños en sus primeras etapas.

Deja una respuesta

Abrir chat
Hola, soy Jose...
¿En qué puedo ayudarte?
NUESTRO HORARIO DE ATENCIÓN ES: 8h a 19h
🚚 recuerda que los envíos son gratis 😉