Trucos y consejos para producir más leche materna

Dar el pecho a tu bebé es sin duda una de las experiencias más bonitas que tendrás durante la maternidad. El vínculo que se crea entre ambas partes es tan profundo que merece la pena hacerlo. Y no solo porque aumentará esta unión entre madre e hijo, sino también porque dar el pecho a tu bebé le ofrecerá muchísimos beneficios para su salud y desarrollo. Si estás interesada en conocer más datos al respecto, puedes leer nuestro artículo sobre los beneficios de la lactancia materna en el siguiente enlace.

Sin embargo, algunas madres tienen serias dificultades para producir la suficiente leche materna como para dar el pecho a su bebé. Este problema que sufren algunas madres se conoce bajo el término de hipogalactia. Normalmente la hipogalactia está directamente relacionada con una mala toma. Cuando el bebé no succiona correctamente de manera habitual no logra sacas la leche suficiente para alimentarse. Al no succionar adecuadamente el pecho carece de la estimulación necesaria para generar más cantidad de alimento para el bebé.

La manera más rápida de darse cuenta de si las tomas son suficientes para alimentar a nuestro retoño es comprobar si este está perdiendo peso. En caso afirmativo no está recibiendo la alimentación necesaria.

No te preocupes si este es tu caso. Desde Cojines Lactancia queremos ofrecerte los mejores trucos y consejos para producir más leche materna. ¿Estás preparada? En ese caso, ¡vamos a ello!

Los mejores trucos y consejos para producir más leche materna

Truco 1. Empieza a darle el pecho lo antes posible

Lo normal cuando das a luz es que en el propio hospital y poco después de nacer la matrona o las enfermeras te ayuden para que el bebé comience a mamar. Es en este momento cuando aparece lo que conocemos como calostro. Es una especie de líquido espeso y de color amarillento previo a la leche materna cargada de gran cantidad de proteínas.

Si no hay ningún factor externo por el cual el pequeño no pueda comenzar a mamar desde su nacimiento, ¡adelante! Esto es complicado para aquellas mujeres que se están recuperando del parto por cesárea o para aquellas que hayan sufrido complicaciones durante el parto.

Recuerda que cuando antes comiences a dar de mamar, antes empezarás a producir leche.

Truco 2. Da el pecho a tu pequeño bajo demanda

Seguro que la enfermera o la matrona te lo han dicho más de una vez: no hay nada mejor para producir más leche materna que usar a tu propio bebé como “sacaleches” natural. Si amamantas bajo demanda pronto tendrás una producción adecuada y suficiente.

Durante los primeros meses de vida lo normal es que tu pequeño quiera recibir una toma cada dos o tres horas. Por eso estos primeros meses son tan complicados para los padres. Nuestro chiquitín requiere de toda nuestra atención durante todo el día. Hay bebés, sin embargo, que reclaman su toma cada más tiempo. Sea cual sea tu caso lo importantes es que des de mamar a tu bebé cada vez que tenga hambre. Estés donde estés, no importa.

De esta manera, y gracias a la succión que hace tu retoño en el pezón, se estimulará la hipófisis anterior que es la encargada de generar la hormona conocida como prolactina. Esta hormona es la que está detrás de la secreción de la leche. El cuerpo humano es verdaderamente listo, ¿verdad?

Truco 3. Utiliza el sacaleches para conseguir más producción

Si notas que no produces toda la leche necesaria a pesar de estar dándole el pecho bajo demanda, puedes usar el sacaleches como solución. Este invento es una maravilla para aquellas mujeres que desean dar el pecho a sus bebés pasados los meses de baja maternal. Puedes utilizarlo para dejar preparada la cantidad que necesites para que tu bebé tome leche materna aunque tú no estés con él.

Existen en el mercado multitud de sacaleches diferentes. Desde eléctricos a manuales. Nuestra recomendación desde Cojines Lactancia es que te acerques a alguna tienda para mamás donde vendan este tipo de productos. Allí te sabrán explicar las características de cada uno y recomendarte aquel que se ajuste más a tus necesidades. También puedes preguntar a tu médico para que te oriente.

El mecanismo de los sacaleches siempre es el mismo: hace succión para que puedas expulsar la leche. Esto ayuda a que la producción se mantenga. Sin embargo, como seguramente te dirá tu matrona, no hay mejor estimulación para producir leche que tu propio bebé.

Truco 4. Asegúrate de vaciar los pechos en cada toma

Vaciar los pechos en cada toma es lo mejor que puedes hacer para producir más leche materna. Piensa que la prolactina no es lo único que está directamente relacionado con la producción de leche. También tiene mucha importancia la capacidad de la propia mama. Es decir, que si tu pecho queda completamente vacío, cuando la prolactina se ponga manos a la obra habrá espacio suficiente para producir más cantidad de leche. En caso de que el bebé no consuma toda la leche de cada pecho en sus tomas lo más seguro es que tu producción se vea afectada. Esto suele suceder porque el bebé no está bien agarrado y no succiona bien. Hay que asegurarse de que el bebé está bien enganchada y de que succione en cada toma todo lo necesario para seguir creciendo.

Igualmente, para estimular ambos pechos es importante que le ofrezcas uno diferente en cada toma. Independientemente de que tenga predilección por uno de ellos. De esta manera asegurarás que los dos se vacíen de forma regular y que sigan produciendo una buena cantidad de leche.

Que el bebé lacte todo el contenido de cada mama en su toma es muy importante, pues en caso de no lograrlo es probable que termines desarrollando una mastitis no infecciosa. La mastitis es uno de los problemas más comunes que sufren muchas madres primerizas. Puede llegar a ser peligrosa si se trata de una mastitis infecciosa. En esos casos es necesario detener la lactancia materna. Te recomendamos que leas el artículo de nuestro blog Cómo prevenir la mastitis tras el parto para que conozcas más datos sobre esta dolencia y cómo evitarla.

Truco 5. Busca la mejor posición para darle de mamar

Muchas veces resulta complicado producir más leche materna porque tenemos poca práctica dando el pecho a nuestro bebé. Esto afecta directamente a su alimentación y a nuestra producción de leche. Los cojines de lactancia son un complemento ideal para aquellas mamás que han tenido gemelos o mellizos o para las que tienen cierta dificultad para que el bebé se enganche bien.

No te preocupes, porque cuanto más le des de mamar mejor lo harás y más fácil será el enganche. Eso sí, desde Cojines Lactancia te aconsejamos que, si produces menos leche de la que necesita tu retoño, busques la mejor posición para darle de mamar. Una vez conseguida, hay un truco muy bueno para conseguir más leche: una vez que tu pequeño esté en plena succión puedes comprimir tu pecho con las manos. De esta manera aumentarás el flujo de leche y el bebé recibirá más alimento.

Si te haces fan de los cojines de lactancia y te interesa conocer las mejores posturas para dar el pecho a tu bebé ayudándote con ellos, te aconsejamos que leas el siguiente artículo de nuestra web a través del siguiente enlace. Te puede resultar muy útil.

Votanos
Hola, soy Jose...
¿En qué puedo ayudarte?
NUESTRO HORARIO DE ATENCIÓN ES: 8h a 19h
🚚 recuerda que los envíos son gratis 😉
Powered by