Trucos para dormir a tu bebé de noche

Una de las tareas más complicadas para los padres primerizos es conseguir que su bebé duerma de un tirón toda la noche. Los hábitos de sueño de nuestros pequeños están directamente relacionados con las horas de lactancia. Nuestros pequeñines suelen demandar la toma durante los primeros meses cada tres horas. Sin embargo, esto no es una ciencia exacta. Hay niños que no necesitan tantas tomas y concilian el sueño durante muchas horas seguidas.

En este artículo queremos enseñarte los mejores trucos para dormir a tu bebé de noche. Se trata de ideas basadas en la opinión de los mejores expertos en pediatría. Estas ideas se dividen en dos vertientes de aprendizaje:

  • Dejar llorar al bebé
  • Dormir al bebé sin llanto

Con estos trucos esperamos que puedas dormir a tu bebé cuando le cueste coger el sueño.

Trucos para dormir a tu bebé de noche

Enseñarles a dormir del tirón a partir de los cuatro meses

Los expertos aseguran que podemos comenzar el proceso de aprendizaje entre los cuatro meses y los seis. En este periodo las tomas no son tan seguidas y nuestros chiquitines ya están preparados para dormir del tirón toda la noche. La mayoría puede dormir por las noches entre ocho y doce horas sin interrupciones a partir de esa edad.

Sin embargo puedes empezar a crear rutinas de sueño desde las seis semanas de vida. Muchas mamás utilizan el cojín de lactancia para ayudar en los entrenamientos de sueño. Puedes ponerte el cojín de lactancia sobre las rodillas y apoyar a tu chiquitín entre el cojín y tu cuerpo. Mécelo suavemente y cuando empiece a adormilarse llévalo a su cunita.

Crea rutinas para dormir a tu bebé de noche

Una manera sencilla de comenzar el proceso de aprendizaje es generar una rutina nocturna para relajar al bebé y que pueda dormir más fácilmente por la noche. Además del truco del cojín de lactancia que te hemos explicado unas líneas más arriba, existen otras actividades que pueden acelerar este proceso. Te las contamos a continuación.

  • Crea una rutina de horarios y actividades. La mejor manera de que un entrenamiento prospere, independientemente de cuál sea el fin, es crear una rutina en los horarios y las actividades. Es aconsejable que marques una hora para comenzar a desarrollarla. Por ejemplo, la última toma de la tarde noche. Si esta es a las 19.30 – 20.00, será el momento de comenzar a activar tu rutina de entrenamiento.
  • Practica actividades relajantes. Una vez hayas fijado la hora para comenzar tus rutinas, te aconsejamos que realices actividades relajantes junto a tu bebé. Por ejemplo darle un baño y acariciarle, leerle un cuento con una voz suave y dulce o cantarle una canción de cuna que notes que le gusta.

Establecer patrones y observar sus rutinas de sueño

Para que tu bebé sea capaz de dormir toda la noche es muy importante establecer patrones y observar sus rutinas de sueño.

  • Crea horarios de sueño para establecer un patrón de sueño. Como todo en esta vida, coger el sueño de tirón es cuestión de acostumbrarse. Si te fijas en las rutinas de los adultos comprenderás que estos caen rendidos en la cama cada noche tras un día de trabajo y actividades variadas y tras levantarse siempre a la misma hora. Pues el caso de nuestros chiquitines es bastante parecido. Intenta acostumbrarle a que se despierte siempre a la misma hora y a que eche la siesta en idéntico horario. De esta manera será más sencillo que se acostumbre a dormir de tirón por la noche. Tampoco fuerces la máquina. Piensa que los bebés no empiezan a dormir más horas seguidas hasta pasados unos meses. Es parte de la naturaleza. Sin embargo, si sigues estos sencillos consejos de horarios, cuando tu bebé cumpla los tres meses ya habrás conseguido establecer un patrón de sueño que permitirá que ahora que es más mayor duerma más horas seguidas.
  • Fíjate en su actividad nocturna. No todos los bebés están predispuestos a comenzar a dormir toda la noche a los tres meses. Algunos tardan un poquito más e incluso otros un poquito menos. Para saber cuándo está preparado tu chiquitín para dormir más horas por la noche solo es necesario que te fijes en su actividad nocturna. Es muy sencillo. Cuando notéis que reclama menos alimento por la noche y tiene más ganas de dormir, será el momento ideal para que comencéis a usar todas vuestras armas para que duerma de noche.
  • Asegúrate de que tu bebé tiene una salud de hierro. Antes de comenzar a establecer rutinas de sueño para enseñar a dormir a tu bebé, asegúrate de que el pequeño no tiene ninguna condición médica que le impida dormir toda la noche o que pueda afectar a su descanso nocturno. Fíjate siempre bien en cómo responde a los trucos que te estamos enseñando. Si ves que su humor es cambiante o su comportamiento no es el adecuado, te aconsejamos que interrumpas el entrenamiento y no lo retomes hasta varias semanas después. Esto es un claro aviso de tu pequeño de que aún no está preparado para adaptarse a estas rutinas de sueño. Si te surgen dudas al respecto o notas estos cambios de humor, puedes preguntar a tu pediatra para que te aconseje si es mejor interrumpir del todo el tratamiento. Él sabrá orientarte sobre las fechas más adecuadas para que vuelvas a intentarlo.

Dormir a tu bebé de noche dejándole llorar

Como hemos explicado al comienzo del artículo hay dos tendencias muy marcadas en cuanto a los métodos de aprendizaje para que tu bebé duerma de noche. El método del llanto es uno de ellos. Este método combina el lloro con el contacto materno y paterno.

Según dicha corriente se aconseja meter al bebé en la cuna cuando todavía está algo despierto. Si el niño empieza a llorar hay que permitirle que lo haga durante breves periodos de tiempo. Es decir, no es bueno que llore indefinidamente, pero tampoco cargarle de atención cada poco tiempo. Se aconseja un equilibrio en el que los padres acudan ante su llanto a intervalos para calmarlo. Es importante hacerlo sin cogerlo en brazos.

Según el pediatra Richard Ferber, si queremos que un niño duerma del tirón toda la noche ha de aprender a calmarse él solo. Para enseñarle a que pueda controlar sus emociones, es importante controlarle a intervalos regulares y ayudarle a calmarse de cuando en cuando.

Dormir a tu bebé de noche sin llano

La otra tendencia sobre el sueño nocturno en los bebés es aquella que aboga por conseguirlo sin llanto. En estos casos se habla de un trabajo gradual en equipo donde los padres han de acudir a calmar el llanto de su bebé en cada ocasión.

En estos casos es recomendable que ambos padres se turnen para atender al bebé para que nuestro pequeñín encuentre cercanía y consuelo en ambos bandos. De esta manera las relaciones con ambos miembros de la pareja se irán fortaleciendo y se creará un vínculo más especial entre los tres.

El pediatra William Sears es un acérrimo defensor de este sistema.

¿Existen otras alternativas para dormir a tu bebé de noche?

Sí, efectivamente así es. Aunque estas dos tendencias frente a la regulación del sueño son las más utilizadas a nivel mundial, existen otros caminos. Muchos expertos, por ejemplo, creen que hay que combinar ambos métodos para lograr que el niño deje de llorar, aprenda a calmarse y consiga dormir y descansar adecuadamente.

Desde Cojines Lactancia te aconsejamos que hagas caso a tu instinto. Una madre y un padre son los que mejor conocen a su pequeño. Solo es necesario escuchar a esa vocecita interior para saber cómo ir trabajando las horas de sueño.

 

Hola, soy Jose...
¿En qué puedo ayudarte?
NUESTRO HORARIO DE ATENCIÓN ES: 8h a 19h
🚚 recuerda que los envíos son gratis 😉
Powered by